¿Quiénes son las mujeres que no disponen de óvulos?

Quienes son las mujeres que no disponen de ovulosAproximadamente un 5% de mujeres desarrolla la llamada menopausia precoz, patología que impide que una mujer pueda disponer de óvulos propios para concebir.

Mujeres que experimentan la menopausia precoz

El motivo principal que causa que una mujer ya no tenga óvulos disponibles es una situación que se denomina menopausia precoz. Aparece antes de la edad considerada normal y consiste la aparición temprana de menopausia, entre 15 y 20 años al momento en que debería tener lugar de forma natural. Es decir, una mujer entra en la menopausia cuando todavía es muy joven y si no había tenido descendencia no podrá ya tenerla de ningún modo que no sea recurriendo a una donación de óvulos procedente de una mujer fértil.

Gracias a estudios epidemiológicos se sabe que aproximadamente un 5% de mujeres desarrolla esta patología, un número mayor del que imaginan muchas personas no conocedoras de estos temas.

Mujeres que experimentan causas de tipo médico

En otras ocasiones la causa es de tipo médico, como las mujeres a las que se les extirpan los ovarios por alguna patología tumoral, por ejemplo. Una vez recuperadas, estas mujeres tampoco podrán tener hijos propios si no es gracias a la donación de óvulos de otra mujer, siguiendo un tratamiento de fecundación in vitro.

Mujeres de edad avanzada con la menopausia

Por otro lado, cada vez más mujeres deciden ser madres pasados los cuarenta años. A esta edad, sus propios óvulos tienen una calidad más baja, que a menudo dificulta que el embarazo se produzca de forma natural.

Hace 25 años, cuando muchas de las técnicas de reproducción asistida se encontraban en fase inicial, la maternidad se detenía con la llegada de la menopausia. Hoy, la fecundación in vitro con óvulos de donante permiten ser madres a mujeres que se encuentran en el límite de su edad reproductiva. El embarazo sigue siendo posible fecundando en laboratorio un óvulo de donante que se implanta posteriormente en la mujer receptora. Aunque la Ley no establece un límite de edad para seguir un tratamiento de reproducción asistida, la mayoría de los centros médicos lo establecen en los 50 años.