Blog

¿Sabías que la mayoría de los casos de cáncer de cuello de útero se pueden evitar con una vacuna?

¿Sabías que la mayoría de los casos de cáncer de cuello de útero se pueden evitar con una vacuna?

Te contamos cómo prevenir la aparición del virus, la infección de transmisión sexual más frecuente en las mujeres

¿Habías oído hablar del virus del papiloma o cáncer de cuello de útero? Cada año se registran en España numerosos casos de cáncer de cuello de útero o cérvix y la mayoría de ellos se podrían evitar con la vacuna del virus del papiloma humano (VPH). La vacuna se puede aplicar a mujeres tanto si han iniciado la actividad sexual o no y los expertos recomiendan la vacunación a mujeres menores de 26 años.

El virus es el responsable de todos los casos de cáncer de cérvix, aunque estar infectado por el virus no significa contraer la enfermedad ya que puede no desarrollarse, es por eso, que debemos tener conciencia de lo importantes que son las revisiones ginecológicas periódicas. Así que si llevas un año sin acudir al ginecólogo porque te da pereza, te animamos a que llames hoy mismo para pedir una visita.

¿En qué consiste la infección por el virus del papiloma humano?

Hoy en día, más de un 70% de la población ha tenido una infección por el virus del papiloma humano en algún período de su vida, de hecho, se ha confirmado ser la infección de transmisión sexual más frecuente en las mujeres. ¿Pero qué es exactamente el virus del papiloma? ¿Se puede curar? El virus del papiloma humano se transmite por contacto sexual, infectando la zona genital femenina y masculina, la boca o la garganta. Se puede detectar por la aparición de verrugas o tumores (que pueden causar cáncer de cérvix). Pero ¡que no cunda el pánico!, hay virus de bajo y alto riesgo. Los de bajo riesgo, en muchas ocasiones, no presentan síntomas, el propio sistema inmunológico elimina el virus en dos años.

El principal problema de la transmisión de esta infección es que el preservativo no es 100% efectivo. El virus se puede encontrar en la vagina y el pene, pero también en la zona vulvar, perianal o en el escroto, y estas últimas zonas no están protegidas por el preservativo.

Tienes que saber que si has contraído la infección por el virus, tu pareja no tiene por qué ser la fuente de contagio. La infección puede estar latente durante años, incluso podría ser que tu pareja fuera infectada hace tiempo y lo pudiera contagiar ahora, pero no debemos pensar en una infidelidad. Para saber si has sido infectado, se puede hacer una exploración visual para buscar verrugas genitales o, en el caso de la mujer, una citología o prueba de Papanicolau, en ocasiones será necesario hacer una biopsia cervical.

¿Qué factores aumentan el riesgo de sufrir la infección?

Tener varias parejas sexuales puede aumentar el riesgo de aparición del virus. Si ya se ha diagnosticado la infección, debe evitarse el tabaco ya que podría favorecer la evolución de las células infectadas hacia lesiones más graves. También se recomienda el uso del preservativo.

¿Hay tratamiento?

Los tratamientos que encontramos son varios, pero es el propio sistema inmune de la persona el que eliminará definitivamente el virus, los tratamientos son sólo para las posibles lesiones que pueden aparecer. Las verrugas se extirpan con láser, crioterapia, pomadas o ácido tricloacético tópico. Existen dos vacunas comercializadas en la actualidad: Cervarix y Gardasil. En los casos donde el sistema inmune no logra suprimir el virus que provoca alteraciones en el cuello del útero, se realiza una intervención ambulatoria con láser, la conización.

Si tienes dudas sobre la infección por el virus del papiloma humano u otros relacionados, no dudéis en contactarnos.

¡Tú también puedes ser donante! HAZTE DONANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *