Blog

¿Llevas un estilo de vida saludable?

¿Llevas un estilo de vida saludable?

¿Cada lunes te pones a dieta y los martes ya quieres tirarlo todo por la borda? Te damos algunos consejos para evitar que la dieta fracase. El primero, no existen milagros

Salud es un estado del cuerpo y de la mente

No hace falta sufrir una epidemia de obesidad como ocurre en Estados Unidos para darnos cuenta de que comemos mucho peor que hace décadas. Hemos dejado de lado las recetas tradicionales para abrazar los productos preparados y en muchos casos, cargados de azúcares añadidos, conservantes y aditivos. Además, la tentación se encuentra a la vuelta de la esquina, oculta en nuestras neveras, en la máquina de ‘vending’ de la oficina, en la tienda de alimentación o en el bar. Si queremos comer más, comeremos más y normalmente, peor.

No lo enfoques como dieta sino como comer bien

Habrás leído miles de artículos, buscando en las mejores webs de dietas y foros de nutrición, todo es más de lo mismo y lo sabes, es solo que tienes que ponerte, piensas. Pues bien, la verdad es que no vamos a desvelar ninguna vacuna que haga que adelgaces o que no engordes.  No existen milagros pero desde aquí, podemos ayudarte con unos consejos que ayudarán a sentirte mejor y darte ganas de comer bien y que luego no vuelvas a caer. Ya conoces el famoso efecto rebote. Pero quédate con el cuento, no hay milagros que valgan y todo depende de ti.

Lo ideal es no agobiarnos con el tema. Se trata de comer bien y para ello lo mejor es saber qué comemos, comer de todo, decirle adiós a los fritos, bollería, azucares y combinar pescado, pollo y todo lo que predican los endocrinos. Nuestro consejo, si quieres empezar una dieta es siempre que visites a tu médico y que pueda darte una tabla nutricional que se adecúe a tus necesidades.

El trasfondo del asunto es que el hacer dieta y el obligarnos a comer sano lo asociamos a algo impuesto y lo vemos como algo negativo, un proceso duro para nosotras que está muy ligado a nuestras emociones. Cómo nos sentimos, qué hacemos, si me ha llamado aquel chico que tanto me gusta, si he suspendido una asignatura. “Somos lo que comemos” habrás oído muchas veces y es una realidad que comemos peor según el estado en el que nos encontremos.

Nuestro humor, nuestra rutina, nuestro tiempo libre, las personas que nos rodean, todo influye a la hora de vigilar lo que hay en el plato y lo que nos metemos a la boca. Aquí te damos algunas claves para concienciarte sobre el tema pero lo primero, no lo veas como hacer una dieta para perder kilos sino como comer bien, saber comer para sentirte mejor y más sana.

Para empezar, se trata de hacer más comidas al día en pequeñas cantidades, educar el estómago con esas 5 raciones y saber muy bien qué alimentos elegir para meternos en el cuerpo. Frutas, verduras, fibra, el pan, la pasta y el arroz mejor integral…pollo mejor que carne, más pescado y bebe mucha agua. Intenta practicar deporte ni que sea caminar y haz cosas que te hagan sentir bien para motivarte a cuidarte y comer bien. Aunque no lo creas, todo está relacionado.

Guía de salud. 10 consejos que te ayudarán:

  • Existen muchos beneficios de invertir en ti misma. Duerme más. Si no duermes lo suficiente te sentirás más susceptible ante las emociones negativas.
  • Toma las riendas de tu vida y siéntete bien con las decisiones que tomas.
  • Sonríe, te hará sentir mejor.
  • Gana energía y siéntete en mejor condición física, te dará ganas de comer bien.
  • Te sentirás mejor de salud física si llevas una dieta equilibrada, más fruta y fibra, menos azúcares y fritos.
  • Llénate de actitud positiva, disfrutarás más de tu vida. Aunque suene un topicazo, pasa más tiempo con los tuyos.
  • Sé un modelo a seguir entre tus familiares y amigos. Ayuda a los demás, incluso a los desconocidos, practica la gratitud.
  • Muévete. Sube escaleras, ves al supermercado, vuelve de clase andando. Haz ejercicio aunque solo sea durante 7 minutos al día
  • Haz manualidades o algo que te relaje como pintar o leer un libro. Sal a la calle que te dé el aire. Medita.
  • Planea un viaje. Se ha demostrado que lo que más disfruta el ser humano es la previa de planearlo, más que el viaje en sí. El anticiparse.

La conclusión estaría en asimilar que no haces dieta para adelgazar, sino que llevas un estilo de vida saludable, de dieta y movimiento. Una de las cosas más importantes en cuestión de nutrición es que no salgas de casa por la mañana sin tomar un desayuno equilibrado y muy energético, que te dará fuerzas para empezar bien el día y no te darán ganas de atracarte a la hora de comer. Mezcla fibra, café o té, huevos y fruta en el desayuno. La combinación perfecta es carbohidratos, fibra y proteína. ¿Quieres un consejo? No te saltes comidas y camina. Anda todo lo que puedas. Es mejor comer algo a media mañana como un yogur, una tostada de pan integral o una pieza de fruta que llegar muerta de hambre a la comida donde querrás comértelo todo.

Si quieres algún consejo para comer de forma equilibrada o perder peso, puedes llamarnos y estaremos encantadas de ayudarte.

¡Tú también puedes ser donante! HAZTE DONANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *