Blog

La alergia al semen… ¡Existe!

La alergia al semen… ¡Existe!

Aunque no se trate de una reacción muy común, la alergia al semen sí existe y a menudo se diagnostica mal, ya que se suele confundirse con otras afecciones de la piel como la dermatitis.

Los síntomas más habituales de esta molestia son picores y rojeces en la piel después de estar en contacto con el fluido en cuestión. Las mujeres que sufren la alergia suelen darse cuenta entre los 20 y los 30 años. ¿Y cómo podemos saber que tenemos alergia al semen? Porque tendremos picores, escozores y veremos enrojecimiento de la piel en la zona de la vagina. Normalmente, este tipo de molestias aparecen inmediatamente después de haber estado en contacto con el semen, y en ocasiones, hasta una hora más tarde. Esta reacción se produce porque el propio cuerpo tiene alergia a las proteínas existentes en el semen.

Efecto sobre las relaciones

Las molestias que causa esta alergia en la mujer que la padece pueden llegar a afectar el bienestar y la estabilidad emocional de la pareja, y es que tras sufrir la reacción en la piel, puede aparecer estrés y nerviosismo. La forma más recomendable de reducir estas sensaciones es utilizar siempre el preservativo durante las relaciones sexuales: será la mejor manera de minimizar los síntomas de la alergia.

Difícil diagnóstico

La alergia al semen es una molestia tan poco habitual, que suele confundirse con otras alergias de la piel como vaginitis, enfermedades de transmisión sexual o incluso alergia a algún tipo de alimento transmitida a través del semen.

El último estudio sobre la alergia al semen se realizó en el Hospital Universitario de Manchester. En él participaron mujeres de edades comprendidas entre los 19 y los 29 años que presentaban síntomas de esta alergia. Se realizaron entonces tres tipos de pruebas, con tres muestras distintas del semen de su pareja tratadas para separar los espermatozoides del fluido seminal. Se pudo comprobar que las mujeres solamente reaccionaron con el semen sin tratar, y se dedujo así que la alergia se debía a sus proteínas.

¿Tienes alguna duda? El equipo Eudona puede asesorarte sobre éste y otros temas relacionados.

¡Tú también puedes ser donante! HAZTE DONANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *