Blog

Hola, Primavera

Hola, Primavera

Astenia primaveral o porqué estamos tan cansadas cuando llega esta época del año

¿Te sientes muy cansada y sin fuerzas para llevar a cabo tus actividades del día a día? Cómo la llegada de la tan aclamada “estación de las flores” puede dejarnos así de KAO? Más horas de sol, crecen las flores en los parques, el reloj cambia la hora y pasamos por lo general haciendo más planes en la calle y de repente parece que todo el mundo hace Running. Claro, las terrazas invitan a quedarte horas charlando o cenando con tus amigos. Sin embargo, sentimos que estamos de repente con menos fuerzas y más desanimadas. ¿Por qué?

El cansancio es pasajero

No eres la única, así que quédate tranquila. No tiene nada que ver con tus hormonas y tus ciclos menstruales. Mucha gente no lo sabe, pero con la llegada de la primavera, la mitad de la población se siente más cansada en general, sin energía y con falta de concentración. ¿A qué se debe? Pues como decíamos antes, el aumento de las horas de luz y el cambio de temperatura parecen ser los causantes. A esto hay que sumarle los ataques de alergia y el cambio de armario: damos portazo a los abrigos y a los jerséis de lana hasta el invierno que viene. Pero ¿qué podemos hacer al respecto para poder subir la cuesta arriba primaveral de la mejor forma posible? Lo primero que debes saber es que es una sensación pasajera. El estado de astenia primaveral –así se llama al conocido agotamiento que llega sin causa justificada con la llegada del cambio horario en primavera- es pasajero. Es normal que nuestro biorritmo necesite una fase de adaptación para acostumbrarse a estos nuevos horarios. Así que, que no cunda el pánico, lo experimentarás los 15-20 primeros días (dependiendo de cada persona) y además, puedes ayudar a que este sea lo más ameno posible.

Cambia los hábitos alimenticios

Para evitar los efectos de la astenia primaveral, los expertos recomiendan cuidar la alimentación, practicar ejercicio diario y dormir más horas. Eso se traduce en que intentes comer más frutas, más verduras y más cereales, y que te cuides lo máximo posible. Es aconsejable tomar alimentos que aportan más energía como el plátano o los frutos secos.  ¡Así que…Ya sabes!

Para cualquier duda relacionada con este tema o cualquier otro sobre tu salud, puedes contactarnos.

¡Tú también puedes ser donante! HAZTE DONANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *