Blog

Higiene íntima, sólo para mujeres

Higiene íntima, sólo para mujeres

¿Sabes cómo evitar las infecciones vaginales? Apoyarse en la tapa de un baño público o limpiarse con jabón son algunos de los mitos que corren por la red. Aquí los desvelamos

Intentaremos hacer un curso avanzado en unas líneas para que entiendas y puedas poner en práctica los consejos para cuidarte cuando se trata de higiene íntima. Sí, no te ruborices, las partes íntimas también se limpian en la ducha, ¿no? Ya han salido anuncios en la tele en los que, aquella mujer del cuerpo perfecto, nos sugiere que utilicemos un gel de higiene íntima de la marca en cuestión. Puedes encontrarlo en cualquier supermercado y muchas lo recomiendan de hecho. No hace falta dejarse el sueldo en un gel para limpiar nuestra zona íntima pero es importante saber que hay que lavarla bien para evitar infecciones.

¿Para qué sirve el gel? Existen otras opciones para lavarte, pero un gel específico es lo más recomendable. Es importante mantener una sensación de limpieza y frescor durante todo el día, pero hay que tener precaución a la hora de escoger los productos que vamos a utilizar para que no afecten al pH de nuestra zona vaginal y no generar infecciones, irritaciones o molestias. Si vas a la farmacia a por un gel, puede informarte la propia farmacéutica y si vas a un supermercado, hay que leer la etiqueta para ver los contenidos: sólo es necesario la higiene una vez al día porqué sino corremos el riesgo de afectar nuestra flora vaginal protectora y entonces todavía propiciamos más infecciones.

Cómo detectar la infección

Es importante conocer bien nuestro cuerpo para poder identificar cualquier cambio que pueda indicar que tenemos una infección.

¿Cómo te das cuenta de que tienes una infección? No te preocupes que lo verás rápidamente, porque no es lo que sueles ver. El aspecto del flujo vaginal puede variar, si normalmente es blanquecino, elástico, puede ser de otro color y oler de otra forma, también puedes detectarlo por sufrir molestias como picor y ardor pueden indicar la presencia de una infección. En el caso de las infecciones vaginales, es recomendable acudir al médico para poder identificar qué lo está causando y te dirá cuál es el tratamiento más adecuado.

Cómo prevenir las infecciones

¡Huye de la humedad! Tampones, bikini mojado, saunas, salir de la ducha y no secarte bien… son algunas de las situaciones más conocidas que hay que evitar si queremos darle portazo a las infecciones vaginales. Además, puedes aplicar algunos consejos como lavarte las manos antes y después de ir al baño, usar ropa interior de algodón y evitar el uso de ropa ajustada. Es importante también tomar otras medidas, como el uso del preservativo en las relaciones y acudir periódicamente al ginecólogo para las revisiones pertinentes. Aunque el organismo tenga sus propios mecanismos de protección, es importante que realicemos una higiene de forma delicada y continuada en el tiempo.

Si tienes alguna pregunta sobre el tema de las infecciones, puedes ponerte en contacto con nosotros.

¡Tú también puedes ser donante! HAZTE DONANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *