Blog

Hábitos saludables: plántale cara al Síndrome Premenstrual

Hábitos saludables: plántale cara al Síndrome Premenstrual

¿Sabías que puedes ayudar a tu cuerpo a sobrellevar los síntomas de los días previos a la regla?

¿Te sientes baja de ánimos y las piernas te pesan más de lo habitual? ¿Te cansas por todo y no te apetece ni salir a cenar con tus amigas un viernes por la noche? No estás enferma, son los síntomas que experimentas cada mes cuando se acerca el fatídico día de la regla. No te preocupes, con un poco de fuerza de voluntad y una dieta sana conseguirás combatir esos síntomas. Desde nuestro centro te damos unos consejos facilísimos que hasta las más perezosas podrán hacer sin salir de casa y recuerda, ¡el frío no es excusa!

Hábitos saludables en los días previos a la regla

Empieza por beber más agua de lo habitual, introduce infusiones de té verde en la lista de la compra e intenta abusar de la piña, serán tus aliados para combatir la retención de líquidos. Deja la sal y las grasas de lado esos días, solo harán que te sientas peor. Lo mejor es que te sumes al cuento de subir y bajar escaleras. El ejercicio físico se convertirá en tu salvación, aunque sean solo 20 minutos al día, notarás la sensación de bienestar. Puedes subirte a la elíptica del gimnasio de la esquina, salir a correr o conectarte a Youtube desde el sofá, enfundarte unos leggings y poner en práctica esa clase de zumba (solo necesitas un ordenador) desde el salón de casa. Sí, la zumba es el último deporte de moda.

Además de ejercitar un poco las piernas (si te pones música ya verás cómo se te hace más llevadero), intenta practicar técnicas de relajación como el yoga 2 veces por semana. Intenta encontrar algún momento en el que estés sola en casa y tengas tiempo para dedicarte a ti. Ejercicios como la meditación, los ejercicios de respiración o cualquier otro método derivado, puedes practicarlo con frecuencia para evitar acumular tensiones producidas por el estrés. Otra de las recomendaciones es leer un buen libro, escuchar música relajante o dar un agradable paseo, también pueden resultar muy útiles en esos días. Siempre evitando las situaciones que te produzcan estrés y tomándote las cosas con calma.

Además, te preparamos una tabla de ejercicios muy completa para todas aquellas perezosas. Puedes montarte tu propio gimnasio en casa. Ya verás que cuando hagas estos entrenamientos de forma regular en esos días de pre regla, te sentirás menos hinchada y de mejor humor. ¡Todo cuenta!

Cuatro ejercicios para sentirte bien

Fernando Sartorius, conocido como “el entrenador de las estrellas” tanto en temas de fitness como en los de nutrición, propone 4 ejercicios muy sencillos para sobrellevar los síntomas del Síndrome Premenstrual:

  1. Practica el tobogán: Tonifica glúteos y abdomen a la vez, relaja la tensión pélvica y favorece el flujo sanguíneo. Posición inicial: túmbate boca arriba y con las piernas flexionadas y separadas al ancho de los hombros. Levanta la pelvis apretando los glúteos y mantener la postura durante 10 segundos y baja lentamente. Haz dos series de 10 ejercicios cada una.
  2. Haz el puente: Ayuda a la relajación mental y física. Posición inicial: A cuatro patas. El ejercicio consiste en imitar el encorvamiento del gato, arqueando la espalda y agachando la cabeza, apretar el estómago y expirar todo el aire. A continuación hay que realizar el movimiento contrario, estirando hacia el exterior la espalda y la cabeza e inspirando todo el aire que quepa en tu caja torácica. Aguanta un instante la respiración y vuelta a empezar. Repetir 10 veces.
  3. Sube y baja a ritmo de sentadilla: Un ejercicio sencillo pero muy completo. Posición inicial: de pie, con los pies separados a la anchura de los hombros y agarrando los laterales del respaldo de una silla. Flexiona las rodillas hasta llegar a la posición de sentada, aguantar unos instantes y estirarse hasta la posición inicial. Repetir dos series de 10.
  4. Márcate unas abdominales: Ejercicio clásico para endurecer los abdominales. Para ello, túmbate boca arriba con las rodillas flexionadas y separadas a la anchura de los hombros.

Para ejercitar los abdominales superiores, incorpora lentamente el busto a unos 15 cm del suelo. El esfuerzo debe provenir de los abdominales, nunca del cuello. Una vez arriba aguantar unos instantes y bajar lentamente. Una serie de 10. Para ejercitar los abdominales inferiores, mantén la espalda pegada al suelo y levantar las piernas hasta aproximarlas al estómago. Volver a la posición inicial y repetir 10 veces.

Lo mejor es que introduzcas estos ejercicios en tu rutina diaria, no te robarán mucho tiempo y aunque cueste creer, da pereza ponerse (como todo) pero luego te sentirás mejor que nunca. Y recuerda, ¡Yes you can!.

¡Tú también puedes ser donante! HAZTE DONANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *