Blog

Cuándo visitar a tu ginecólogo

Cuándo visitar a tu ginecólogo

¿Te acuerdas de la última vez que llamaste a la puerta de tu ginecólogo? ¡Súper necesario! Apúntatelo en la agenda

No hay una edad concreta para visitar al ginecólogo por primera vez. Los motivos por los cuales solemos visitar por primera vez al ginecólogo son: cuando se presentan los primeros signos de maduración de nuestros órganos sexuales, la llegada de la primera regla, cuando iniciamos nuestras primeras relaciones sexuales, cuando necesitamos usar la píldora o vamos en busca de algún método anticonceptivo, o/y también cuando descubrimos alguna anomalía en nuestros órganos genitales o alteraciones del flujo vaginal y nos saltan las dudas acerca de qué hacer o cómo resolverlo de la mejor manera. Cuando tu madre ya no está para jugar a los médicos y sí es necesario tener un ginecólogo y visitarlo una vez al año para una revisión, obligatoria aunque no nos guste.

¿Qué hará tu ginecóloga en la primera visita?

La primera vez que se realiza una consulta con el ginecólogo, lo que generalmente hace es: una palpación de los pechos, si tienes relaciones sexuales te hará una observación del cuello uterino, una inspección de los genitales externos y de la vagina y también comprobará tu cuello uterino, tomando una muestra para determinar en qué estado se encuentra, la llamada citología. Además, el ginecólogo te preguntará por la periodicidad de tu regla (ciclo menstrual), la fecha de la última regla, si utilizas algún método anticonceptivo, si tienes pareja, entre otras cosas. Se trata de chequear y asegurar el buen estado de salud para que no tengas ninguna sorpresa y evitar sustos que puedan estar relacionados con tu día a día.

Visita al ginecólogo: con qué frecuencia

Es muy conveniente que la mujer que mantiene relaciones sexuales acuda periódicamente al ginecólogo. En primer lugar, para prevenir cualquier alteración del sistema genital femenino y para resolver dudas sobre sexualidad y anticoncepción, no solo para aprender los últimos avances en cuanto a métodos anticonceptivos se refiere, sino llevarlos a la práctica, suele ser lo que tiene más sentido si se tiene pareja. Además, tengas o no relaciones sexuales, cualquier alteración o irregularidad de tú ciclo menstrual deberá ser consultada con tu ginecólogo. Cuando nuestras donantes vienen a Eudona, siempre se les hace un chequeo de ginecología para asegurarnos de que están en buen estado de salud antes de iniciar el tratamiento.

Si tienes alguna duda sobre este tema o algún otro relacionado con ginecología o salud sexual el equipo médico de Eudona estará encantando de ayudarte.

¡Tú también puedes ser donante! HAZTE DONANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *