Blog

Consejos nutricionales post navideños

Consejos nutricionales post navideños

Navidades, cumpleaños, las tapas del verano, las copas del viernes con los amigos. ¿Qué excusa tienes hoy para empezar a cuidarte?

Si crees que necesitas hacer dieta estás equivocada, lo que necesitas es empezara a cuidarte para sentirte bien, saludable, activa y con mucha energía. ¡Empezamos!

Come bien para sentirte bien

Hay una tendencia que sostiene que la mejor manera de cuidar la línea es escuchar a nuestro cuerpo, comer lo que necesitas y saber qué clase de alimentos son los que nos llevamos a la boca. Ya sabes, empezar a leer las etiquetas de los envases, huir de los productos procesados y comer más frutas y verduras. Lo que nos decía mamá de pequeñas. Porque alimentarse a base de pasta, croquetas y lo que nos apetezca, no acaba de ser la respuesta. Si quieres mantenerte en buena forma, tienes que llevar unos hábitos de vida saludables y ser conscientes de que estamos cuidando nuestro cuerpo para que funcione de la mejor manera posible. Nunca has oído eso de “somos lo que comemos”. Si a tu dieta le añades té verde y aumentas el consumo de agua, además le ayudarás a drenar el organismo y ayudar a eliminar toxinas.

Es necesario saber qué comemos y ser conscientes de la importancia de ciertos alimentos. No solo sería llevar una dieta rica en frutas y verduras, sino que comer 3 huevos a la semana, carne y pescado, incluido el pescado azul como el salmón o el atún, así como consumir yogures, forma parte de lo estrictamente necesario según la pirámide nutricional. Llevar una dieta equilibrada también va sumado a la práctica de ejercicio que te ayudará a sentirte en buena condición física: activa y con energía. Pero todo tiene que ser pautado y sin agobios, sin dietas y sin machacarnos en el gimnasio, conseguir introducir en tu vida unos hábitos propios que hagan sentirte bien. A tu ritmo.

No todo es hacer dieta y ejercicio: ¡mímate!

Empezar el día con una buena ducha de agua, desayunar como un rey, hacer horarios de sueño, conseguir descansar por las noches, así como la práctica de ejercicio diario moderado ayuda al buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Estos serían algunos de los consejos que podríamos darte que, combinado con una dieta sana y equilibrada, hará que te sientas en plena forma. La dieta mediterránea es la más indicada para todos los días del año, tienes que huir de la dieta de la piña, la de la alcachofa porque creas que necesitas dietas détox de vez en cuando, ya que son sólo un reclamo de los grandes anunciantes para vender y una amenaza para tu salud. Se trata de comer equilibrado a diario, incluir frutas y verduras en tu menú y si un día te pasas con una comilona, al día siguiente comes más ligero y no pasa nada. ¡Incluso puedes darte algún que otro capricho!

Comer de forma saludable no siempre es fácil, los horarios, las prisas, siempre es más fácil hacernos un plato de pasta y así no nos quita tiempo de cocinar pero puedes buscar recetas sencillas que te gusten sin tener que pasarte cocinando todo el día en el que combines verduras, hidratos de carbono, proteína, y los demás alimentos necesarios para darle al cuerpo el aporte nutricional que necesita. Y voilà, ¡puedes ponerte manos a la obra y empezara cuidarte!

¡Tú también puedes ser donante! HAZTE DONANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *